Ir a la barra de herramientas
¿De dónde salió tanta gente rica?

 

Johnny Sánchez

Hay mucha capacidad contributiva, señores de la Dirección de Impuestos Internos Dominicanos, para todos pagar más, sobre el patrimonio declarado y no se le da mucho seguimiento, no es solo Cámara de Cuentas, DGII ayuden. Cualquiera tiene un millón de pesos Duartes en R.D; pero si van a vender esos activos, no le dan ni la mitad.

Entonces cobren en base al avalúo de los que ostentan bienes. Una cosa es costo adquisición y otro valor actual.

El valor tiene varias acepciones. Los funcionarios dicen, entre al gob. con 100 millones y salgo con 50, no robe, soy honesto y la otra es, no necesito robar soy millonario según mis cálculos, pero no tengo liquidez, todo es block, tierra y cemento.

Mire. Creo que debemos revisar a las personas naturales y jurídicas, contribuyentes del impuesto de renta que para el primero de enero de cada año gravable posean un patrimonio líquido, rebajando deudas, superior a 15 millones de pesos

(valor año base 2020), ellos deberían pagar en 2 cuotas un impuesto al patrimonio.

Es lo justo.

Y espero, este no sea deducible o descontable del impuesto sobre la renta a utilidades.

Hoy en América Latina son tres los países que utilizan un impuesto a toda la riqueza: Colombia, Uruguay y Argentina.

Nosotros incipientemente un IPI a la propiedad con base mínima exenta.

Algunos expertos prefieren hablar de establecer un impuesto al patrimonio, porque desde el punto de vista técnico se trata de un gravamen a los activos menos las deudas, pero con tasas más altas. Veo bien, igualarlas a Uruguay, por ejemplo. Necesitamos recaudar más, verdad DGII.

¿Es realmente útil cobrarle un impuesto a la riqueza a multimillonarios? (y qué países lo hacen)

Antes de contestar, creo q. para que funcione, debe ser aplicado con intercambio de data internacionales,

que permitan evitar la fuga de capitales de un país a otro y controlar efectivamente los problemas de elusión y evasión tributaria. En el caso de Argentina el nombre del tributo es “impuesto a los bienes personales”.

El impuesto a la riqueza personal o sobre el patrimonio es distinto al impuesto a la renta de las personas.

 

Más allá de las características específicas en cada país, se trata de un impuesto que se aplica a la fortuna de las personas más ricas. Es distinto al impuesto sobre la renta, el cual se cobra según los ingresos de una persona y no por su riqueza acumulada.

La pareja de multimillonarios jóvenes que quiere pagar más impuestos (y quiere que otros ricos hagan lo mismo) es la génesis del impuesto me dicen muchos, ¡se grava por envidia!

¿Es eso una buena solución?

“La desigualdad de riqueza o de patrimonio en América Latina es mucho más grande que la desigualdad medida por ingresos”

Es por eso que se considera que el impuesto a la riqueza “es una alternativa válida, un instrumento muy útil”, dado que los países de América Latina necesitan aumentar la carga tributaria de una manera más progresiva y personal al que dice tener millones.

 

La recaudación que ha alcanzado este impuesto en Argentina, Colombia y Uruguay no es trivial en ninguno de los casos.

El impuesto al patrimonio grava todos los activos financieros y no financieros, menos las deudas.

De hecho, las propiedades son una de las formas más visibles de la riqueza, pero lo cierto es que el concepto de patrimonio es tan amplio que incluye desde obras de arte, joyas, barcos y autos, hasta cuentas bancarias y activos financieros.

Por lo mismo, es difícil de detectarlo, aquí y allá se usan testaferros y valorizarlo es subjetivo

Creo que para asegurar su efectividad es muy importante el intercambio de información fiscal y financiera entre las autoridades tributarias de los países y de entidades internas dentro de un Estado.

 

¿Cómo funciona el impuesto en cada país?

Según un estudio de la Cepal, estas son las características de los impuestos al patrimonio o a la riqueza -según la definición que prefiera utilizarse- en los países latinoamericanos.

  1. URUGUAY

Llamado Impuesto al Patrimonio (IPAT), grava el patrimonio neto de personas naturales y jurídicas localizadas en Uruguay.

Incluye activos como dinero en efectivo, metales preciosos, créditos a favor del contribuyente, vehículos, inmuebles, casa habitación y muebles en general.

Para personas físicas y núcleos familiares residentes en Uruguay va del 0,7% al 1%. Para personas físicas no residentes va de 0,9% a 1,5%.

Entre los bienes exentos están los activos en el exterior, las áreas forestadas con determinados tipos de bosques, los títulos de deuda pública, las acciones de la Corporación Nacional para el Desarrollo y bienes inmuebles rurales afectados a explotaciones agropecuarias.

  1. COLOMBIA

Se grava el patrimonio neto localizado en Colombia de personas naturales y jurídicas.

Se calcula tomando el patrimonio total bruto menos las deudas. Incluye los bienes en el exterior y la versión actual de la ley aplica desde 2019 a 2021, tiene una tasa única de 1% para los patrimonios netos superiores a US$1,2 millones (aproximadamente).

El bien exento es la primera vivienda del contribuyente por un valor de hasta US$140.500(aprox. según prima dólar)

  1. En Argentina

Se grava el patrimonio bruto de personas naturales y jurídicas localizadas en Argentina.

Eso incluye inmuebles, automóviles, billetes (en peso y moneda extranjera), cuentas corrientes bancarias, saldos de fondos comunes y otras inversiones no exentas, obras de arte, antigüedades, objetos del hogar y bienes en el exterior.

Para los bienes en el país la tasa impositiva va desde 0,5% hasta 1,25%. Para los bienes en el exterior varía entre el 0,7% y el 2,25%. Incluye entre los bienes exentos la vivienda del contribuyente por un valor de hasta US$120.000 aproximado, los saldos de plazos fijos y cajas de ahorro, los títulos de deuda emitidos por el Estado y los bienes inmateriales como marcas y patentes.

Concluyo: DGII, tienes las declaraciones juradas actuales de más de 3 mil ex y actuales funcionarios, entonces empiecen a cobrar en base a tasa baja vigente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Share this:

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.