Ir a la barra de herramientas
Alianzas público privadas son indispensables para combatir ataques cibernéticos durante la pandemia

Con la llegada del covid-19, la intensificación del uso de distintos dispositivos móviles, las redes sociales e implementación del teletrabajo en cadenas de pago, suministro, comercio, educación, servicios financieros, entre otros, no solo aumentó la digitalización, sino que ensanchó la puerta de entrada a las malhechores informáticos.

Con ello, se puso a prueba la capacidad de resiliencia de las empresas en Latinoamérica, incluyendo República Dominicana, en materia de ciberseguridad y la necesidad de establecer alianzas entre el sector público y privado será la clave para combatir a los hacker.

Así lo plantearon los expertos internacionales Diego Bekerman, gerente general de América Latina y el Caribe Pequeño, Mediano y Corporativo en Microsoft; Irene Arias Hofman, CEO del BID Lab; y Sebastián Stranieri, CEO de VU, durante su participación en la Conferencia Iberoamericana “Ciberseguridad: Elemento clave para la inclusión social y financiera”, organizada por VU, compañía dedicada a la prevención de fraude y protección de la identidad.

En el encuentro virtual también participaron Leonardo Di Nucci, CIO de Falabella Financiero; y Francisco Oteiza Lacalle de Global Product Manager in Identity.

Para Irene Arias Hofman, la pandemia ha cambiado la forma en cómo las personas reciben los servicios, por los que estos, aseguró, deben ser más inclusivos para no generar una ”brecha digital” mayor a la de antes del covid-19.

“Hay una oportunidad enorme para reinventar muchas cosas, para reinventar por ejemplo cómo se ofrecen servicios de salud, educación o financieros”, dijo Arias al enfatizar que, más allá de la conectividad, la transformación digital ya no es opcional sino una necesidad.

De acuerdo a un reporte de VU, citado por Diego Bekerman, el 40% de las empresas reporta haber sufrido algún tipo de ataque cibernético desde que empezó la pandemia. El 25% dijo haber tenido consecuencias significativas y un 8% consecuencias críticas, con un costo financiero directo y un impacto contundente en la continuidad de sus operaciones.

“Pero el 100% (de las empresas) dice que de un modo u otro han sido atacadas o vulneradas, ya sea en forma directa o en su cadena de valor. Ya sea su equipo de trabajo, su equipo de dirección o el ecosistema con el que interactúan, consumidores o clientes a lo que sirven o proveedores que trabajan con ellos”, recalcó.

Tanto Bekerman como Stranieri coincidieron en que estos ataques se realizaron por distintos móviles, redes sociales, correos electrónicos o aplicaciones de las propias empresas. “El e-mail y las redes sociales fueron los más atacadas durante la pandemia”, agregó Stranieri.

Asimismo, indicaron que la mayoría de los ejecutivos de áreas de seguridad informática y tecnología considera la ciberseguridad como imprescindible o muy importante de cara a la nueva normalidad, mientras que un 41% asegura que el banco les permite realizar algunas, pero no todas de las operaciones que necesitan de forma digital.

Al respecto, el CEO de VU advirtió que el sistema judicial de ningún país puede soportar la enorme cantidad de reportes y denuncias en torno a esta problemática y tampoco el Gobierno se puede encargar de capacitar al 100% al ciudadano o a la empresa.

Por ello el esfuerzo de empresas como VU, Microsoft, BID Lab, en conjunto con los gobiernos y empresas privadas para cambiar esta realidad, subrayó Stranieri.

En tal sentido, VU contempla este año invertir casi US$30 millones para los próximos 24 meses enfocados en la ciberseguridad y generación de empleos.

Asimismo, Bekerman recalcó que esta problemática requiere de la colaboración de todas las organizaciones de trabajar en la prevención, en la detención y en la respuesta. Microsoft invierte cada año más de US$500 millones en sus socios y detención del mayor porcentaje de potenciales ataques cibernéticos a sus plataformas y las de sus clientes.

Share this:

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.